Consejos Para El Pulido Y Plastificado De Pisos De Madera

El pulido y plastificado son dos  puntos esenciales en el mantenimiento de los  pisos de madera. Podemos optar por contratar a una empresa especializada o realizar la tarea nosotros mismos. Si optamos por esta última opción, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

Pulir Pisos de Madera: Recomendaciones para Antes y Después

Antes de comenzar con el pulido se deberán quitar todos los muebles que pueda haber en el ambiente. También habrá que quitar los zócalos y molduras que haya en el cuarto. Se pueden numerar los zócalos y molduras para que resulte más sencillo volver a colocarlos una vez que terminemos el trabajo.

Es recomendable cubrir con cinta los tomacorrientes, elementos de ventilación u otros artefactos que no puedan quitarse del cuarto. Esto es para evitar que les entre polvillo mientras se realiza el pulido.

El pulido se hace tres veces, comenzando con la lija gruesa hasta la lija fina. Después de cada pasada es necesario limpiar el piso para quitar todo el polvo que se haya acumulado.

Una vez terminado el pulido se deberá revisar el piso para ver si hay alguna imperfección. Lo ideal es que el piso quede lo más liso posible, si se ven baches o hendiduras  se pueden lijar a mano.

Si deseamos cambiar el color del piso en este momento se puede teñir de distintas tonalidades. Este proceso demora varias horas y es recomendable hacerlo paulatinamente.

Al momento de volver a colocar muebles en el ambiente es una buena idea  utilizar cobertores en la base de las sillas, mesas, etc. para evitar que rayen la madera.

nota 02